Todo en su momento

¡Hola, hermosas!!!, disculpen la perdida, pero la verdad, me la paso todo el día y noche con Kian, le estoy dando lactancia exclusiva y ustedes saben como son las primeras semanas, están todo el día pegados a la teta ¡¡y a mí que me encanta!! me quedo con él prendida y enamorada 🙂 ❤ y claro, también me la paso con Sven, porque está de vacaciones y los momentos que Kian duerme (que cada vez son menos…) los paso con mi hijo mayor, a quien también quiero disfrutar al máximo porque está en una edad hermosa, me hace reír un montón y nos ponemos a jugar juegos de mesa… estar con él es lo más divertido del mundo .

Pero igual, no dejo de escribir, tengo mi cuaderno de apuntes y la verdad, escribo hasta cuando estoy dando de lactar, la “inspiración” puede venir en cualquier momento y cualquier lugar.  Les cuento que ayer vino un amigo a visitarnos y a conocer a Kian, hablando, me contaba de como él últimamente se ha estado encontrando con personas muy vacías, preocupadas en el materialismo, me contó que hace poco estuvo en una reunión donde todos hablaban de sus logros en el trabajo, del departamento nuevo que habían comprando, del viaje que venían planeando, etc. Me decía que mientras los escuchaba, había tenido muchas ganas de decirles que nada de eso era realmente importante, pero no lo hizo y simplemente se fue… le dije que hizo lo correcto, que no puedes imponer a nadie tus ideas, que tienes que respetar el proceso de evolución, crecimiento y despertar de cada persona, sin interferir, escucharlos, con humildad, porque el tratar de imponer tus ideas puede ser tomado como un signo de arrogancia… y al final… ¿quien dice que tu tengas la verdad en tus manos no?, la verdadera sabiduría se demuestra con el ejemplo, con tus actos… no con tus palabras, tratando de imponer tus ideas o haciendo sentir mal a la otra persona por como piensa… no, esa no es la forma… todo debe hacerse con amor y mucha humildad.

Me recordó lo que me dijo hace un tiempo atrás una amiga, ella me llamó un día y me dijo, necesito hablar contigo… cuando nos vimos, lo primero que me dijo es: ¡Jennifer, yo quería saber si es verdad!, yo le respondí ¿que cosa? ¿ que es verdad?, me dijo, lo que escribes, es verdad lo que sientes, ¿es verdad esa felicidad? y cómo es posible haber perdido un hijo y poder ser feliz como dices serlo… porque… yo no he perdido ningún hijo y sin embargo, no siento esa felicidad que dices tú tener.

Me hizo sonreír, la verdad, solo quería abrazarla y darle mucho amor y hacerle sentir mas que con palabras, ¡que si!, ¡así es! y esa felicidad, solo te la da Dios, ¡nadie mas!… una vez me preguntaron si creía en Dios, mi respuesta siempre ha sido, no solo creo, ¡yo conozco a Dios! ❤ .  Esta amiga, me dijo, sabes, las cosas que escribes, la verdad, no es la primera vez que las leo o las escucho, ya me las han dicho, ya las he escuchado… pero de alguna extraña forma, recién leyéndote me han llegado, me han tocado, me han hecho pensar y sabes, ¡las estoy comenzando a entender!… ¿y dime? ¿porque ahora?, me preguntó, ¿porque recién ahora estoy comenzando a entenderlas? ¿a comprenderlas?… sencillo, le dije, porque ha llegado tu momento, ahora es el momento que estás comenzando a despertar y estoy tan agradecida a Dios que me haya usado a mí como intermediaria para llegar a ti… porque, que quede claro, todo lo que escribo, esta “inspiración” viene de Él, yo soy muy pequeñita, es gracias a Él que puedo escribirlas y que llega a ustedes, en el momento y en la forma en que deben de llegar, ni más ni menos.

amor

Y esta historia fue la que le conté ayer a mi amigo, todo llega a su debido tiempo, quizás, si 10 años atrás a ti te hubieran dicho las cosas que tu querías decirles a esas personas en esa reunión ¿que hubieras pensado de la persona que te lo habría dicho?… simple, me dijo, ¡que estaba loca!, que ¿quien se cree esta persona para venir a decirme que lo que pienso o digo está mal?… exacto, le dije, ahí tienes tu respuesta 🙂 y por otro lado, ¿quién te dice que el haber estado en esta reunión no era para que mas bien tú aprendas algo?… ¿porque tiene que ser el que ellos escuchen algo de ti?… ¿no podría ser al contrario?… sabes, el que te encuentres en un lugar y con ciertas personas, no es casualidad, generalmente es porque tú debes aprender algo de ellas… quizás justamente el ser humilde, el ser tolerante en tu forma de pensar y en la forma de pensar de otras personas, el de respetar, respetar los tiempos de cada ser humano y el de aprender a amar a todos, así no te gusten, asi no compartas sus ideas.  Una vez, otra amiga me dijo… ¡pero es tan difícil!… le dije, imagínate entonces, que tu eres como una hermana mayor y que las personas que están en esta reunión, son como tus pequeños hermanos que todavía van al nido… ¿no sería mas fácil para ti comprenderlos y amarlos?… sí, me dijo, si lo veo así, ¡claro que sí!.

La sabiduría parte del respetar las distintas creencias y formas de pensar de las personas, sin tratar de imponer lo que para nosotros es nuestra verdad, seamos tolerantes, desarrollemos la paciencia y el saber escuchar, reflexionar y meditar acerca de lo que las otras personas piensan y nos dicen, así podremos vivir en armonía y seguiremos creciendo juntos, dentro del amor.

Las quiero mucho!!!! ❤ ❤ ❤

firma personal2

Anuncios

8 comentarios en “Todo en su momento

  1. Es difícil siempre amar y tolerar, es muy difícil porque aveces te sientes herida pero pienso después y digo termino herida porque espero mucho de la otra persona y en realidad no debería esperar nada verdad?… gracias por tus palabras!! un beso

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s